El cuerpo que sueñas en 5 pasos

“…llegar a tu mejor estado mental y emocional es tan importante como hacer esos 100 abdominales con los que te has obsesionado.”

Hace ya algunos años que comenzamos a ver como el cuerpo de modelo –delgada y sin curvas, ha dado paso a nuevos estándares de belleza.

Hoy, en el año 2015, la voluptuosidad de tu cuerpo te llena de "sex appeal".  Pero cuidado! Pues no es cualquier tipo de curvas… tienes que además tener cuerpo atlético.

Hacer ejercicio esta de moda, y hasta ponerte tu ropa Nike y caminar transpirado por la ciudad parece hacerte mas atractivo.

Los estándares de belleza habrán cambiado, pero ahora es aún mas difícil. Hay que hacer dieta y mucho, mucho ejercicio!

Ambas cosas a la vez no son simples de lograr. Sino, pregúntale a todas esas mujeres que han hecho mil dietas y se han inscripto en decenas de gimnasios, solo para que, tras tres meses de arduo entrenamiento y fuerza de voluntad, una noche de fiesta arruine toda la motivación y nos vuelva a llenar de antojos y, por supuesto todos aquellos kilos que alguna vez perdimos.

La frustración que esos periodos de dieta generan no hacen mas que alimentar nuestra inseguridad y acabar cuestionando nuestro propio nivel de compromiso hacia nuestros sueños.

Por ello,  llegar a tu mejor estado mental y emocional es tan importante como hacer esos 100 abdominales con los que te has obsesionado.

Aquí te presentamos los 5 Ingredientes mas Importantes para tener el cuerpo que sueñas:

1. Se Especifico


Es importante que sepas cuál es tu objetivo y por qué. Pregúntate:

a. Qué cantidad ideal de peso, centímetros o grasa corporal quieres bajar?

b. Como cambiaria tu vida si logras el objetivo?

c. Como te sentirías si estuvieras ya en tu objetivo.

Tómate tu tiempo para responder las preguntas y luego escríbelas bien grandes y pégalas en un lugar que veas frecuentemente.

2. Medita


Sabías que cuando no manejamos nuestro nivel de estrés, el cuerpo se nos inflama?

La meditación no solo nos ayuda a controlar ese estrés; pero más importante, nos ayuda a estar en contacto con nosotros mismos.

Dedicar aunque sea unos minutos a la meditación a diario, nos brinda claridad. Todo aquello que visualizamos, podemos luego manifestar y conquistar. Es gran parte de conocernos y de auto motivarnos, utilizando nuestra propia intuición para marcar el camino adecuado.

3. Crea un plan alimenticio y de ejercicio que sea adecuado para ti, y solo para ti!


Todos sabemos que la clave para bajar de peso es quemar mas calorías de las que ingerimos. Para eso hacemos dietas bajas en calorías y grasas, y mucho ejercicio (mínimo 5 horas semanales).

Hoy día nos bombardean con planes alimenticios, desde una dieta paleo, a cero carbohidratos, vegana, mediterránea, bueno en fin… la lista es eterna.

En mi caso, solo una cosa era clara: No estaba dispuesta a renunciar a mis comidas favoritas.

Por ello  mezclar todas aquellas características de varias dietas que me hacían sentir bien es mi método recomendado.

El 80% del tiempo me dedico a comer proteínas animales (cualquier tipo de carne, aunque el cerdo con mucha menor asiduidad), vegetales de bajas calorías y carbohidratos, cereales crudos y leche de coco o almendras. Intenta reconocer aquello que te ha hecho sentir bien y explótalo. Con el otro 20% de tu tiempo ya sabes lo que hacer… come aquel postre o plato preferido sin sentir culpa y continua viendo resultados.

4. Hazte Responsable

Muchas veces elegir el camino más saludable, no es una tarea fácil de realizar solo. Por ello se recomienda que cuando comienzas tu camino hacia el cuerpo de tus sueños, elijas un amigo o compañero de dieta y/o ejercicio.

Tus objetivos deben siempre ser distintos a los de tu compañero o mentor, pero el nivel de compromiso para encontrarse todas las mañanas a correr por una hora; o el acordar subirse a la balanza en su encuentro de los miércoles, ayudan como motivación.

Cuando te comprometes con otros, te comprometes por consecuencia contigo mismo. Eso sin contar la gran satisfacción que genera el pasar tiempo con quienes apreciamos y en actividades saludables.

5. Actúa!


Lograr objetivos no es fácil, y cuando envuelven tomar decisiones adecuadas en varios momentos de nuestros días, es necesario llevar un calendario.

Ahora que ya sabes que es lo que quieres lograr y por qué método/s has optado, es hora de ponerlo en marcha.

Establece qué días harás ejercicio y durante cuanto tiempo (incluso que tipo de ejercicio). Por ejemplo, en mi plan personal existen 4 días de cardio y 2 días de pesas. Como no tengo mucho tiempo libre, he optado por el programa T25, que me permite hacer media hora de ejercicio intenso diario y sin modificar el resto de mis actividades. Los resultados de la consistencia son increíbles!

También debes organizar qué vas a comer y cómo lo lograras. Elije por ejemplo un día de la semana en el que puedas ir de compras y preparar los platos mas elaborados para luego congelarlos y consumir en unos días.

Dedicación sin organización puede ser una causa perdida.

Conócete a ti mismo, medita, visualiza y ejecuta. Tu cuerpo ideal está ya dentro tuyo; solo espera escondido a que quieras mostrarlo.