Las 9 cosas más raras que suceden mientras duermes

Hasta perdemos peso!… Será por tanto sacudón o sueños excitantes?

Día a día soñamos con ese momento en el que lleguemos a nuestra cama y podamos reposar la cabeza en la almohada. Pero si bien nosotros descansamos, nuestro cuerpo entra en acción en pleno sueño y experimenta fenómenos de los que pocas veces nos damos cuenta.

Si bien se estima que dormimos durante un tercio de nuestras vidas, esto no quiere decir que estemos malgastando el tiempo. Dormir la cantidad de horas necesarias es lo que nos da la energia y espabilación que necesitamos para poder tener buen rendimiento al despertar.


1. Imprevistas sacudidas y saltos.

Para algunos viene acompañado de la sensación de estarnos cayendo, y casi siempre en ese limbo entre estar despierto o dormido. El fenómeno se llama impulso hipnótico, y sucede mientras nuestro cuerpo se prepara para todo lo que le sucederá mientras dormimos. 

2. Parálisis del sueño

Este fenómeno sucede únicamente mientras estamos en la etapa más profunda del sueño (REM).

Sucede cuando en medio de un sueño tomamos conciencia de estar soñando. Nuestra mente reacciona pero nuestro cuerpo aún está dormido e inmobilizado. Esta sensación nos puede hacer sentir el sueño de forma más realista, y si es una pesadilla puede ser realmente aterrador.

3. Hablamos dormidos

Ya sea solos o con quien esté alrededor. Hablar dormidos es bastante común, y generalmente no es más que una verbalización de lo que sucede en nuestros sueños. Lo frustrante es que nunca podemos recordarlo al despertar.

4. O incluso caminamos e interactuamos

Este caso es como estar "medio despierto". Nuestro cuerpo esta lo suficientemente alerta como para moverse, pero no como para que nuestro cerebro reaccione. A veces puede ser peligroso debido a los obstáculos con los que podramos tropezar en nuestro camino.

5. Rechinamos los dientes

El bruxismo se trata de dormir con los dientes bien apretados, moviendo la mandícula de un lado a otro o dando pequeños mordizcos.

Es un fenómeno que generalmente se da bajo situaciones de estrés y que puede generar mucho dolor en la mandíbula y migrañas.

6. Tenemos sueños repetidos

Los sueños se encargan de ayudarnos a reevaluar y procesar situaciones, antes de que las archivemos en el baúl de la memoria. A veces, cuando ese proceso nos cuesta y no encontramos la claridad, soñamos con lo mismo una y otra vez… una y otra vez, y otra vez...

7. Nos ponemos cachondos

Mientras dormimos la sangre está más oxigenada, circula mejor, y todos segregamos hormonas que promueven la excitación. Es por eso que muchas veces conciliamos el sueño para encontrarnos con nuestras más profundas fantasías. A veces incluso las expresamos… o sino pregúntale a esa erección nocturna de tu pareja.

8. Movemos los ojos como locos

Aún nadie ha podido decifrar el porqué, pero se estipula que mientras dormimos movemos los ojos de forma rápida y más seguida que despiertos. Esto se debe a todo el trabajo que nuestro cerebro y neuronas realizam en el sueño para poder organizar y clasificar la información y memoria.

9. Nos hacemos más altos!

Tranquilo… eso no quiere decir que ahora parezcas un/a modelo de pasarela. 

Durante la noche las vértebras de nuestra espina se separan al hidratarse y por consecuencia nos hacen un poquitito más altos. Claro que todo lo bueno dura poco, y a la mañana estos huesos vuelven a su posición normal y nosotros a ser los bajitos de siempre...

10. Dormir adelgaza!

Y no es porque hagas abdominales en tus sueños. 

Nuestro cuerpo quema energía (caloriás) mientras duermes. Pero lo más importante es que si no dormimos lo suficiente, nuestro cuerpo tiene problemas desintoxicando  y nos produce retención de líquidos y una hormona llamada ghrelina que aumenta el apetito. Si eso te sucede por lo menos intenta que el snack sea una manzana.