6 Secretos Que Toda Mujer Debe Saber Sobre Los Hombres

Discúlpame...

1. No tenemos idea de lo que quieres.

No estamos seguros si deberíamos ser más sensibles o menos sensibles.  No sabemos si secretamente odias nuestra obsesión con el cabello facial. No tenemos idea sobre tu verdadero gusto en joyería. No sabemos si el coqueteo con tu "mejor amigo" es inofensivo o si nos debemos preocupar.

En verdad, no tenemos idea de lo que quieres.

Así que por favor dinos.

2. No sabemos por qué nos estamos disculpando… La verdad, más que nada estamos intentando calmar las cosas.

Discúlpame...

Aunque muy probablemente no tenga idea de por qué me estoy disculpando.  Seguramente porque a una edad temprana nos ensenaron a decir perdón cuando uno está mal.  Por eso te pido mis más sentidas disculpas.

El hecho de que estas enojada nos hace saber que hicimos algo mal.

Cuando decimos "perdón" nuestras intenciones siempre son buenas, porque la verdad no sabemos dónde la ca **mos, y tememos que el intentar discernir tu fuente de ira nos podría llevar al absurdo de decir que no era nuestra intención ofenderte, lo que podría llevar a que nos vieras como una persona aún más desconsiderada.  Por eso optamos por decir "lo siento".

Y en verdad lo sentimos. Es posible que no sepamos por qué, pero lo sentimos. Quizáaaaa darnos una pista de la razón por la cual nos estamos disculpando nos ayudaría a entender y a no repetir nuestro tan terrible comportamiento.

3. Si, ok, lo acepto: pienso que tú amiga coquetona es guapa. Pero te prometo que no me gusta.

Escúchame: tú sabes que es atractiva, mejor dicho, sabemos que es atractiva. Y definitivamente ella sabe que es atractiva. Pero cualquier coqueteo leve o reconocimiento de su atractivo es solo nuestra manera de caminar la línea tenue de intentar ser amigos sin enfurecerte.

Además, sabemos que tú coqueteas con otros también.

Seamos sinceros: además, ella no estaría interesada en nosotros si no fuera por el hecho de que estamos saliendo juntos… La verdad no estamos interesados en tu amiga. Y si estuviéramos, no estaríamos contigo.

4. Hay razones por las que no decimos nada.

1. Tal vez estamos descontentos. Sí, ok, está bien, crees que el bar tender o el instructor de tenis esta precioso... ¿Pero qué demonios esperas que hagamos con esa información? No tenemos nada bueno que decir, así que sólo vamos a hacer pucheros hasta que nos saques de nuestro caparazón. Y sí, sabemos que es una actitud juvenil.

2. Quizá solo estamos pensando. A veces tenemos pensamientos muy profundos. Estos pueden ser acerca de muchas cosas. Tal vez estamos buscando averiguar qué hay detrás de tu pregunta, o si realmente sabemos cómo nos estamos sintiendo. A veces se necesita tiempo para averiguar lo que queremos decir o averiguar cuáles serán tus posibles reacciones.  Así que por favor danos tiempo para pensar en ello.

3. Tal vez no tenemos nada que decir. Hay muchas cosas sobre las cuales simplemente no vale la pena expresar una opinión.

5. No necesariamente tenemos un "tipo" de mujer.

Las razones por las cuales consideramos que una mujer es atractiva cambian y no siempre se pueden definir por un "tipo".

En serio.

Y te lo digo sinceramente, tu eres nuestro "tipo". Así que ya deja las cosas así.


6. La mayoría de las cosas que hacemos, incluido nuestro trabajo y aficiones, tiene un solo objetivo: hacernos más atractivos para ustedes.

Ningún hombre se convierte en un actor, piloto aviador, piloto de carreras, o cualquier otra cosa en el mundo, simplemente porque es su pasión.

La idea es noble, pero así no es cómo funciona la biología. Los negocios, el deporte, y las citas tienen un solo objetivo: competir por tu atención y afecto.

Queremos impresionarte. Queremos que seas feliz con nosotros. Queremos tu aprobación y validación. Es parte de la naturaleza humana.

Queremos que estés orgullosa de lo que estamos hacemos.