15 pasos para no encontrar el amor

Porque no todos queremos dejar nuestra libertad...

Eres uno de esos que consideran que la vida sólo se vive una vez, y que el compromiso o la monogamia llevan únicamente al aburrimiento, la rutina y el fracaso?

Aquí te diremos paso a paso cómo hacer para lograr que nadie se interese en ti y estar soltero/a para siempre… o por lo menos hasta que tu juventud abandone las praderas.

1. Se Controlador

Nadie querrá comenzar una relación con la sensación de estar encarcelados.  

Al hombre dile lo que tiene que hacer y cómo. Y por supuesto no le des lugar a ayudarte con nada así se siente inmasculinizado.  

A la mujer no le permitas tomar ninguna decisión, ordena por ella en el restaurante y dile como debe vestirse.

2. Ducharte? Para qué?

No tiene sentido darte un baño ahora, si total, ya has hecho planes para ir al gimnasio mañana. No?

3. Preocúpate por lucir siempre tu outfit de entre-casa

Siguiendo con el mismo concepto: para que vestirte formal si en unas horas vuelves a tu sofá?

4. Chupa-energía

Quéjate, habla mal de la gente y se abiertamente infeliz. Eso seguramente te dará paso a que nadie quiera hacerse cargo de todas las dolencias de tu vida (aunque en realidad sean pocas y bastante ridículas)

5. Ten tu celular pegado a la mano

No hay nada que aleje más a una posible pareja que tener una relación intensa con tu celular. Mejor aún si no puedes soltarlo siquiera mientras cenas; o si logras que el tono de mensaje recibido suene sin cesar y provoque celos.

6. Tarda horas en responder un texto

Utiliza el paso del tiempo para desesperar a tu cita y jugar a la ignorancia.

Si te escriben un mensaje, respóndeles tras esperar un mínimo de 45 minutos. Especialmente cuando tu celular está pegado a tu mano y esa persona lo sabe.


7. Se indeciso

Es importante que logres que ninguna decisión sea sencilla. Van a comer? Tarda horas en decidir a dónde irán, mínimo 15 minutos en ordenar y cuando el camarero se acerque vuelve a dudar una vez más. Ríndete para que tu cita ordene por ti. 

8. Habla de tu Ex

Las/los exes que aún están presentes son el mejor remedio contra el amor. Sientes que la nueva persona se está acercando demasiado? Envía mensajes a tu ex y deja que te responda mientras estas con tu cita. Habla de ellos y compáralos… una vez más, Compáralos! Seguro tu cita estará encantada.

9. Confunde "ahí" con "hay"

Aquí no hay mucho que explicar, simplemente, aprende a escribir tonto!!! Y si quieres que el efecto sea mayor, envía textos ilegibles con puras palabras abreviadas.

10. Se irrespetuoso

Habla de todo el que se cruce en tu camino. Bueno o malo, alto o bajo, lindo o feo; todos tienen la suerte de ser tu punto de atención y centro de comentarios odiosos. Hasta incluso puedes hacer que tu cita llegue a sentirse incómodo a tu alrededor, lo cual sería ideal para mantener tu soltería.

11. Deja que tus gases corporales se expresen en concierto

Nada mejor que cortejar a una nueva cita brindándole tus mejores conciertos y olores corporales. Ya sea cuando te despiertas o vas a dormir, cuando caminas y dejas caer los gases… en fin, las oportunidades sobran, y la variedad también.

Este es un truco que debe aplicarse tanto en público como en privado.

12. Habla de tus infidelidades como si fueran triunfos

Cultiva la desconfianza. Cuéntale a tu nueva cita cómo fue que le pusiste los cuernos a tu ex, y que buena estaba la otra persona. Mejor aún, lúcete por tu gran trabajo a la hora de esconderlo.

13. Ronca alto y claro!

Qué sexy! La mejor parte de dormir con alguien nuevo es cuando no te dejan dormir. Y ni siquiera es por un motivo divertido, sino que los ruidos que salen de esa boca por la noche te hacen reevaluar si es que no preferirías incluso los gases.

14. Compite por poder

Nada mantiene el amor suprimido como la competencia. Intenta constantemente de ser el mejor en todo: en la cama, en el trabajo, el que gana más dinero o pesa menos kilos según la balanza. Cualquiera sea el caso, intenta siempre hacer sentir a tu cita como un perdedor ante ti.

15. Bebe como si no hubiera un mañana

Ya de por sí es muy difícil convencerte para salir de fiesta. Pero cuando lo haces, no dejas nada para mañana y te bebes hasta el agua de los floreros. Por supuesto que después del cuarto trago, tu compañía es lo que cualquier persona describiría como la peor cita de su vida.