7 cosas que aprender de una mujer independiente

No a todos les gusta, pero nosotras tenemos mucho que enseñar

1. Sé tu propio motor

Las mujeres independientes no necesitarán a su hombre para sobrevivir. Por el contrario, tienden a llevarse la vida por delante, con la frente en alto, y esto puede ser muy contagioso.
Desde tener sus propios intereses y hobbies, hasta lograr afrontar situaciones difíciles con su mano fuerte… Si bien intimidantes y difíciles, utiliza su energía para motivarte con tus propios intereses y pasiones. Así sí que vale la pena estar vivo!

2. La felicidad está fuera de tu zona de confort

Esa idea de que las mujeres buscamos estabilidad y seguridad por sobre todas las cosas, no siempre es la más acertada.
Cuando se trata de la felicidad, es salir de nuestra zona de confort, tener proyectos constantemente y actividades físicas en solitario o con nuestra pareja, es lo que mantiene la chispa de la vida encendida.
Es en la creatividad de nuestro día a día, el riesgo y la complicidad dónde se encuentra la felicidad y el crecimiento.

3. Calidad es mejor que cantidad

Las mujeres independientes son intimidantes por la forma que hablan, por expresar sus sentimientos sin remordimientos y hasta por la forma que caminan. Por eso mucha gente las mantiene al margen y no siempre es fácil volverse muy apegados a ellas. Pocas personas son capaces de aguantarnos y se animan a conocernos profundamente.  

El lado bueno? Los pocos buenos amigos que tenemos son realmente leales, nos conocen tal cual somos y no hay secretos entre nosotros.

4. El dinero lo compra CASI todo

No hay nada más intimidante y sexy que una mujer que puede mantenerse por si misma tanto emocional como econóimicamente.

A muchos hombres ésto les resultará una amenaza a su masculinidad, pero lo cierto es que esa cualidad permite que la pareja pueda ahorrar más y mantener ciertas libertades como tomar vacaciones más seguido.

5. Viajar solo es emocionante

Las aventuras en solitario pueden ser un gran alimento para el alma.
Sea cual sea el destino, estar solos y en lugares extraños nos lleva a la reflexión sobre nuestras vidas, sobre nuestra persona, y nos brinda la libertad necesaria para vivir experiencias inesperadas y sin brindar explicaciones. El beneficio también es físico, ya que viajar solo significa que irás a tu ritmo, y sin depender de nadie más podrás pasarte todo el día caminando en la ciudad o la montaña; o porqué no, tirado en la playa tomando mojitos.

6. No le temas a la soledad

A veces nos parece impensable, pero la realidad es que cada tanto necesitamos tiempo a solas. Salte de la dieta y pasa tu tiempo probando ese nuevo delivery que te da vergüenza comer frente a otros. Mira una maratón de "Anatomía de Grey" mientras miras "50 tonos de gris".

Si eres hombre, comprende que la mujer independiente te va a necesitar poco, y le gustará tener sus noches sola. El lado bueno? Tu también tendrás las tuyas!

7. La regla déjala en la escuela

No me digas que tan corta puede ser mi falda y no te dire cuantos botones debes abrochar en tu camisa.

El estilo nos representa a cada uno como somos, y por querer la falda corta no estamos provocando, estamos luciendo nuestros atributos. No te enojes, camina orgulloso a nuestro lado… estas piernas divinas son todas tuyas.